SOBRADO DOS MONXES: INTERVENCIÓN E DESCUBRIMENTOS NA RESTAURACIÓN.

Un centenar de personas asisten a la Jornada divulgativa sobre el proyecto de restauración del monasterio de Sobrado dos Monxes.

Fundado en el año 952 forma parte del Camino de Santiago del Norte Peninsular, y fue destacado como bien individual en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Los asistentes pudieron conocer de primera mano las intervenciones desarrolladas y descubrimientos efectuados hasta el momento en el desarrollo de las obras de restauración y conservación del monasterio de Sobrado dos Monxes.

En la Jornada intervinieron: D. Carlos Gutiérrez Prior del Monasterio, Ignacio Morato Miguel, arquitecto de patrimonio de la Xunta de Galicia, José Ignacio López de Rego y Cristina Canto Rodríguez, arquitectos del estudio responsable del proyecto.

El acto sirvió para dar a conocer los criterios y alcance de la intervención, así como las conclusiones del trabajo multidisciplinar.

La arquitecta Cristina Canto y el arquitecto responsable del Proyecto de Ejecución y Director de las obras José Ignacio López de Rego, explicaron en detalle la historia del Monasterio, fundación, reformas rehabilitaciones… así como los trabajos previos a la redacción del Proyecto y las soluciones finales adoptadas.

Se constata la existencia de diversos estilos arquitectónicos en la construcción del Monasterio, desde los Románico y Gótico de la capilla de San Juan, pasando por el Gótico de la Cocina y sala Capitular, el Renacentista / Manierista de la Sacristía y parte del Claustro de Medallones, el Barroco de Placas de la capilla del Rosario y la Iglesia y por último el Neoclásico del Claustro de clausura.

Los trabajos comenzaron con un estudio archivístico y bibliográfico que permitió datar las diferentes fases del actual Monasterio. Tras ello se pasó a efectuar el levantamiento gráfico y modelado en tres dimensiones del Monasterio y al análisis exhaustivo de las patologías existentes contando con un amplio equipo multidisciplinar de arquitectos, arqueólogos, restauradores, investigadores, biólogos…. Para ello un equipo de expertos de la Universidad catalogó todas las especies vegetales exteriores e interiores (algas., líquenes, hongos, crustáceos…) a fin de para poder determinar cuál es la solución más idónea en cada caso sin dañar el edificio y además en la iglesia se efectuó un estudio mediante cámaras termo gráficas que permitió determinar por dónde entra el agua en cada una de las zonas de los muros y cubiertas de la misma y detectar que existía un importante déficit en la ventilación de la misma que daba lugar a la concentración de la humedad, concluyendo que la misma adolecía de la ventilación adecuada, por lo se ha procedido a rediseñar la carpintería dotando tanto a la puerta de entrada como a los huecos del transepto y la cúpula de la superficie de ventilación adecuada para facilitar el efecto Venturi.

Tras dicho estudio se ha procedido a aplicar un primer tratamiento en seco retirando los restos con espátula de madera, un segundo tratamiento en húmedo con biocida para matarlo y por último lavado de la piedra para eliminar los restos del biocida.

Durante estos trabajos de restauración la Iglesia ha dado varias “sorpresas” que han puesto de manifiesto:

  • La cornisa existente a nivel del arranque de la parte alta de las Torres, en realidad no es tal sino que se trataba de sendos balcones que rodeaban las torres tal y como se aprecia en los cajeados existentes en los sillares que responden al lugar donde se ubicaban los balaustres barrocos de la barandilla de dichos balcones.
  • Las imágenes existentes a ambos lados del escudo estaban policromadas, y también se han descubierto restos de policromía en el frontal de la capilla del Rosario (antiguo retablo de piedra) y la Capilla de san Pedro, lo que nos lleva a concluir que tanto la fachada como los paramentos interiores poseían policromía.
  • En la restauración del monumento llevado a cabo por Pons Sorolla en los años 70, se han detectado dos actuaciones especialmente interesantes: En la torre Sur dejó constancia de la restauración a través del despiece y labrado de los diferentes elementos, pilastras etc, y en la Linterna y el cupulino mediante la ejecución de piezas de prefabricadas de mortero de cemento con vidrio machacado para lo que previamente construyó abajo una maqueta 1/1 para a posteriori desmontar sus poiezas y colocarlas en la linterna y el cupulino, y por ello dada la calidad y peculiaridad del sistema en esta restauración se han mantenido dichas piezas rehaciendo las dañadas y protegiendo todo el conjunto con una lámina impermeable y transparente para evitar la entrada de agua, y dotando a los huecos de lamas que faciliten la ventilación por efectos Venturi tal y como ya se ha expuesto.
  • Se ha descubierto el sistema de acceso a la parte superior de las torres, así desde el coro de la iglesia mediante escalera interior de caracol se accede en la Torre Sur hasta la primera cornisa a través de la cual se accede a la Norte y a partir de ese nivel ambas torres poseen escaleras interiores de piedra a través de las que se accede hasta el final de las mismas.
  • Por último se ha puesto en evidencia que ambas torres a partir de esta primera cornisa estaban exentas y ello les confería una gran esbeltez reforzando la idea de acercarse al cielo/Dios.

2018 © MONASTERIO DE SANTA MARÍA DE SOBRADO | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS